EL CAPITÁN DE LA IV DESILUSIÓN EN CAJEME




Como todas las crisis, el relevo en Oomapasc desnudó varias situaciones que ocurren en palacio municipal y que evidencian que el barco del capitán Sergio Pablo no halla el rumbo para llegar a buen puerto, a casi un semestre de zarpar.

 

Para empezar, la ausencia de una operación política efectiva. El profesor Ascención  López Durán de plano no ha sacado la tarea y pone en aprietos a su jefe. Ahí están las sesiones de Cabildo y declaraciones desafortunadas.

 

El último yerro fue que no pudo sacarle la renuncia a Rodrigo González y por lo mismo le entraron al quite el profesor Francisco Vega y Guillermo Patiño, por lo que el secretario fue relegado en la peor crisis del alcalde hasta ahora.

 

De ahí que se diga que allá en palacio había un chorrito, que se hacía chiquito y más chiquito aún, ya que la Secretaría quedó como una especie de oficialía de partes, luego de que le quitaron varias funciones que se concentraron en Presidencia.

 

Y en cuanto a la llegada de Martín Rivera al Ooompasc, habría que decir que el señor no va mandar en la paramunicipal. En la primera rueda de prensa quedó de manifiesto que el nuevo director llega para acatar órdenes no para cuestionarlas.

 

La otra es que sin querer queriendo, los directivos del Organismo balconearon la coartada del presidente municipal para despedir al doctor Rodrigo González, al minimizar la deuda de 90 millones que tiene Palacio con el Oomapasc.

 

El director administrativo, Guillermo Patiño Fierro, sostuvo que había que contar la película completa, pues si se hacían las cuentas, el Oomapasc le debía más al "hermano mayor". Entonces por qué tanta molestia del capitán del barco?

 

Lo más grave de este episodio es el mensaje que se manda hacia adentro: todo aquel que busque combatir la corrupción corre el riesgo de ser despedido. Por eso suena a burla el convenio que se firma con la Fiscalía Anticorrupción.

 

Y ante la falta de liderazgo, el alcalde morenista? cierra su círculo de influencia de puros incondicionales lisonjeros y desecha a quienes le ayudaron al llegar al poder solo por ejercer la autocrítica o combatir la corrupción.

 

La lista del grupo compacto se compone por el matrimonio de José Luis Delgado y la tesorera Karina Montaño, el oficial mayor Jesús Manuel León y el secretario de Desarrollo urbano, José Carlos Galindo.

 

Así va la Cuarta Desilusión en el Ayuntamiento de ItesCajeme.


Comenta esta nota