728 x 90

Colosio 2024, la tentación de una marca emocional 

img

La imagen de Luis Donaldo Colosio es poderosa y con un “storytelling imbatible”, dicen publicistas y estrategas. Cúpulas de partidos ofrecen estructura y votos a MC si Colosio es el candidato. Apuestan por una alianza que trascienda partidos, pero… “Luis Donaldo aún no ha definido”, ataja el colosista Agustín Basave_


EMEEQUIS.– Una onda expansiva agita las entrañas de la oposición en México: la probable candidatura presidencial de Luis Donaldo Colosio Riojas en 2024.

Para unos, es “una ilusión” que difícilmente descarrilaría el proyecto transexenal de AMLO. Otros lo encuentran como el único capaz de concitar un movimiento opositor sólido. Estos lo consideran “un muchacho a que le falta experiencia”.  Aquellos “lo ven listo”... hasta el 2030.

En suma, todos están hablando de Colosio, el hijo del candidato presidencial del mismo nombre asesinado el 23 de marzo de 1994. 

Los más pragmáticos no se andan con rodeos: expertos en marketing y estrategias de campaña describen a Colosio Riojas, en entrevistas con EMEEQUIS, como el depositario de “una marca poderosa” y de una historia por contar “totalmente imbatible” frente a los rivales en suerte. 

“Es emocional, va directamente a los recuerdos (su eventual postulación). Es, sin duda, lo más interesante que podría hacer la oposición (...). No hay nadie más que esté contando una buena historia. ¿Quién la puede contar? Sheinbaum no, Ebrard, tampoco, ¿Creel? Menos, ¿Margarita? ¡Por Dios!”,  bosqueja el publicista y productor creativo Martín Nava Carrera.

Para el consultor Marco Sifuentes, quien fue estratega electoral de Colosio Riojas en 2021, el simbolismo de la marca Colosio, “es el México que quedó truncado a raíz del asesinato del papá (...), el anhelo que una y otra vez ha tenido que ser postergado (...), es nuestra tragedia colectiva”.

Lo cierto es que, conforme avanza el reloj sucesorio, las presiones sobre Colosio Riojas para que sea candidato presidencial en 2024 son más constantes e intensas.

Fuentes consultadas por EMEEQUIS en las cúpulas de los partidos opositores revelan que PRI, PAN y PRD han ofrecido sus votos a Movimiento Ciudadano (MC), si Colosio es el abanderado presidencial.

TE RECOMENDAMOS: COLOSIO JUNIOR ES PRESIDENCIABLE… POR TELÉFONO

Al respecto, el diputado Agustín Basave Alanís, excoordinador de campaña de Colosio Riojas en Monterrey, admite “la intención de muchas personas de verlo en la boleta”. Pero ataja: “No lo veo en una definición, está reflexionando, concentrado en lo que tiene que hacer (...). pero sí recibe gente, escucha”.

Martín Nava, también consultor, quien se declara simpatizante de AMLO, considera que la sola marca Colosio genera 30% de la intención de voto. Su estimación coincide con las más recientes encuestas, en las que  el alcalde de Monterrey aparece mejor calificado que Ebrard y Sheinbaum, y con hasta 27% de intención de voto. Todo, sin mover un dedo.

No obstante, Nava advierte sobre los riesgos. Lo pone en términos crudos: “Creo que la gente puede decir al final, ‘está apoyado por los mismos hijos de puta de siempre’…”.

Marco Sifuentes coincide, y previene sobre el riesgo de que a Colosio pierda “si le ponen detrás a la retahíla de impresentables”. Lo mismo, si MC “sigue pensando que sólo va a llevar agua a su molino”, si el PAN sigue “adulterando” sus nominaciones y liderazgos, si el PRD sólo busca beneficiarse, si el PRI persiste en su “colaboracionismo” con AMLO.

Y enfatiza: “Que los poderes fácticos participen en lo particular, porque protagonismos unipersonales, como el de Claudio X. González niegan la oportunidad  de participar a la verdadera sociedad civil”.

El antídoto del fracaso, dice, es una alianza amplia que trascienda los estrechos límites de los partidos políticos. Cree lo mismo Basave Alanís: “primero hay que construir un proyecto”.

Nava Carrera ya recomienda a AMLO: “Si Colosio va tomando fuerza, yo vendería a Tatiana Clouthier”. La secretaria de Economía, explica, al menos tiene una historia detrás, la de su padre, “Maquío” Clouthier –muerto en condiciones extrañas– que es fuerte también y puede capitalizarse.

Comentar esta nota

 

 

COLUMNISTAS

TWITTER

FACEBOOK