728 x 90

20 años del 11S: así fue el ataque a las Torres Gemelas y el Pentágono, minuto a minuto


Poco más de dos horas. Apenas 102 minutos bastaron a los terroristas de Al Qaeda para secuestrar cuatro aviones, asesinar a casi 3.000 personas, herir a 6.000 y firmar el día más negro de la historia de los Estados Unidos, aquel funesto 11 de septiembre de 2001 (11S). Hoy se cumplen veinte años de los atentados que conmocionaron al mundo. Más de 10,5 millones de minutos que, sin embargo, no han servido para olvidar lo inolvidable.

Reconstruimos cómo fue la mañana de aquel martes de hace dos décadas.

8:45 am

El primer impacto en la Torre Norte del World Trade Center de la ciudad de Nueva York se produjo poco después de que hubiera comenzado la jornada laboral para los estadounidenses. El reloj marcaba las 8:45 de la mañana en el momento en el que el vuelo 11 de American Airlines (AA) que había despegado del aeropuerto Logan International de Boston a las 7:59 hora local con destino Los Ángeles (California) impactaba a la altura de la planta 96 del edificio.

Las investigaciones sitúan la probable hora del secuestro de avión, en el que viajaban 92 personas, 11 miembros de la tripulación y 81 viajeros, incluyendo los cinco terroristas, a las 8:15. La aeronave viró su ruta hacia el sur alrededor de las 8:28 y diez minutos después se recibieron las últimas señales de la cabina del piloto.

Poco antes de eso, dos auxiliares de vuelo lograron contactar con American Airlines e informaron de que los terroristas habían asesinado a cinco personas, el piloto, el copiloto, dos asistentes de vuelo y un pasajero. En el momento del impacto, el avión viajaba a una velocidad de 750 kilómetros por hora y transportaba en su interior 38.000 litros de combustible.

9:03 am

A las 9:03 de la mañana, 18 minutos después del primer impacto -tiempo en el que se especuló sobre que el choque del primer avión pudiera deberse a un accidente- el vuelo United Airlines (UA) 175 impacta contra la Torre Sur del World Trade Center.

El aeroplano había despegado también desde el aeropuerto de Boston a las 8:14 de la mañana. A las 8:37 desde el control de tierra piden al vuelo UA 175 que trate de detectar al American Airlines 11, pero en ese mismo momento comenzaba el secuestro del United Airlines, que tenía 65 personas a bordo, incluidas los cinco terroristas de Al Qaeda.

A las 8:42 la Federal Aviation Administration (FAA), la autoridad estadounidense de aviación civil, comunica el secuestro del vuelo, que a las 8:50 cambia su rumbo original, a Los Ángeles, y se dirige a Nueva York.

Antes de que este impactara contra la Torre Sur del WTC a las 9:03, varios pasajeros lograron efectuar llamadas telefónicas y poner en aviso del secuestro del avión a sus familiares quienes, lamentablemente, no tuvieron tiempo de reacción para evitar la tragedia.

El momento en el que un segundo avión secuestrado se estrella contra la Torre Norte.
Fue al producirse el segundo impacto, que pudo seguirse en directo por televisión, cuando el mundo se dio cuenta de que no estábamos ante un accidente aéreo, sino ante el más brutal atentado terrorista jamás cometido.

Entre las 9:00 y las 9:05 el entonces presidente de los Estados Unidos, George Bush, fue informado, mientras se encontraba en una escuela infantil en Sarasota (Florida) de lo que había ocurrido.

9:30 am

Según recuerda Bush en sus memorias ‘Decision Points’, tras enterarse del primer impacto pensó que debía tratarse del «peor piloto del mundo», pero cuando tuvo conocimiento de que un segundo avión había colisionado contra la segunda torre tuvo claro que se trataba de un ataque terrorista.

«Mi primera reacción fue de indignación. Alguien se había atrevido a atacar a América. Lo van a pagar», rememora que pensó en ese momento.

Una vez concluida la clase en la que se encontraba, escenario en el que se toma la famosa imagen de Bush con cara de estupefacción cuando un asesor le susurra al oído lo que acaba de pasar en Nueva York, el presidente dirige a las 9:30 sus primeras palabras a la Nación informando de que se había producido «un aparente ataque terrorista».

9:43 am

A las 9:43 de la mañana del 11S el vuelo American Airlines 77 choca contra el ala suroestre del Pentágono (Washington), sede del departamento de Defensa de Estados Unidos provocando la muerte de las 64 personas a bordo (2 pilotos, 4 azafatas y 58 pasajeros, incluyendo los 5 terroristas), así como de 125 personas en el edificio.

El avión había despegado del Dulles International de Washington a las 8:20 con dirección Los Ángeles. A las 9:00 de la mañana da media vuelta y enfila hacia Washington. 24 minutos después la FAA comunica que el avión puede haber sido secuestrado y vuela hacia Washington. A las 9:37 el avión desaparece de la pantalla del radar.

9:59 am

A las 9:59 la Torre Sur del World Trade Center, la segunda contra la que había colisionado el avión UA 175, colapsa y se derrumba en aproximadamente 10 segundos tras arder durante cerca de una hora.

El momento en el que la Torre sur del World Trade Center se derrumba. Foto: AFP
10:06 am

El cuarto y último avión que fue secuestrado aquella mañana del 11 de septiembre de 2001 cae al suelo cerca de Shanksville, Pennsylvania, a las 10:06, después de que los pasajeros del vuelo United Airlines 93 lograran que no alcanzara su objetivo, según la Comisión del 11-S, el Capitolio o la Casa Blanca.

El vuelo salió del Aeropuerto Internacional Libertad de Newark, en Nueva Jersey a las 8:42 de la mañana con destino San Francisco. A las 9:00 United Airlines advierte a todos los aviones de la compañia ante un posible secuestro. Desde el UE 93 responden: «Recibido».

Dieciséis minutos después la FAA comunica que el avión 93 ha podido ser secuestrado. A las 9:28 el pasajero Jeremy Glick llama a su mujer y se entera de los ataques al Torres Gemelas.

A las 9:35 el avión gira de pronto en dirección a Washington. A las 9:59 los pasajeros, con Todd Beamer a la cabeza, deciden tratar de asaltar la cabina, donde se habían atrincherado los cuatro secuestradores. A esa hora Beamer da la señal de ataque: «¿Listos? En marcha».

A las 10:01 se oyen gritos e insultos de la cabina del piloto, el avión vuela en zig-zag y cinco minutos después, tras haber caído en picado, se estrella en un descampado. Mueren los 40 pasajeros que van abordo, pero nadie resulta muerto ni herido en tierra. Los terroristas no lograron, gracias al motín de los pasajeros, alcanzar su destino.

10:28 am

A las 10:28, 102 minutos después del impacto del avión, la Torre Norte del World Trade Center se derrumba. En total el número de víctimas moratles en Nueva York es de 2.753. De esos fallecidos, 343 eran bomberos de Nueva York, 23 eran policías de la ciudad y 37 eran agentes de la Autoridad Portuaria.

Los cuatro ataques en Nueva York, Washington y en las afueras de Shanksville, Pensilvania, dejan 2.977 víctimas mortales.

20:30 pm

«Estos asesinatos masivos tenían por finalidad aterrorizar a nuestra nación, pero han fracasado». Con esas palabras se dirige el presidente George Bush a la Nación desde el Despacho Oval de la Casa Blanca a las 20:30.

El presidente ha abandonado Florida a bordo del Air Force One a las 9:55. A las 11:45 llega a la base aérea de Barksdale, Shreveport (Luisiana), desde donde se ha dirigido por segunda vez en el día al país a las 12:36.

A las 13:37 vuela de nuevo esta vez con destino la base aérea de Offut, cerca de Omaha (Nebraska). A las 16:00 mantiene desde ahí una teleconferencia con los miembros del Consejo de Seguridad. A las 16.36 despega de nuevo con destino la Casa Blanca.

Desde ahí, Bush pronuncia su tercer y último discurso del día. «Defenderemos la libertad y todo lo que es bueno y justo en nuestro mundo», dice ante los ochenta millones de estadounidenses que se calcula siguieron en directo por televisión el discurso.

«Ninguno de nosotros olvidará jamás este día», sentencia. Veinte años después, nadie lo ha olvidado.

Comentar esta nota

 

 

COLUMNISTAS

TWITTER

FACEBOOK