728 x 90

El "Borrego" Gándara y las alianzas rumbo al 2021

img
Hermosillo, 13 de Diciembre de 2019.- Ernesto "el Borrego" Gándara competirá por la gubernatura de Sonora. De esto no había duda, pero tras ver nuevamente el arrastre político, empresarial y social en la 30ª edición de la "Borregada" y escuchar sus palabras, queda cualquier otra posibilidad desterrada. Además, la novedad que se descubre al leer entre líneas de los mensajes, verbales y no verbales, allí vertidos, es que el "Borrego" está abierto a una candidatura en alianza con otros partidos. Es más, que esta posibilidad ya se está cociendo.

Acompañado de amigos, aliados políticos y apoyos empresariales (además de una buena cantidad de periodistas que no perdían detalle para así a usted contárselo, amable lector), Ernesto lo volvía hacer. Demostraba que si de mostrar músculo se trata es, sino el mejor, sin duda de los mejores. Incluso en estos tiempos donde Morena y la ola lopezobradoriana parece copar todas las miradas y simpatías, en la "Borregada" quedó claro que el político "está en pie, de frente" y que no está solo. 

Este año no ha sido solo una "borregada", sino que el bueno de Ernesto ha celebrado 10 de estas reuniones festivas multitudinarias a los largo y ancho del estado (y eso que tuvo que cancelar dos por inclemencias del tiempo). Así que el arropo de cientos en la "borregada" de San Pedro, en las proximidades de la capital del estado, habría que multiplicarla justamente para dar la dimensión del arrastre político del Borrego.

Allí estuvo Javier Gándara (y su hermano Fernando), buen exponente del panismo y del sector empresarial, quien queda claro que ya apoya a su primo rumbo a la gubernatura de 2021; los funcionarios estatales de ascendencia y power Miguel Ángel Murillo, Jorge Vidal, Manuel Puebla y Enrique Claussen; los empresarios Juan Manuel Mancillas, Julio Luebbert y Juan Castelo, entre otros; además de los priistas Ulises Cristópulos, David Palafox, Ely Sallard; de la CTM Pancho Bojórquez y Javier Villarreal; los cajemenses Emeterio Ochoa, Manuel Montaño y Humberto Meza; y para sorpresa de propios y extraños el actual delegado de la SRE en Sonora, el morenista conflictuado con medio partido, Benjamín Hurtado.

El mensaje que ofreció Ernesto fue pulcro, cuidado y lleno de matices y significado. Aunque aseguró que no se centraría en la discursiva política, las circunstancias, la expectativa, y la naturaleza de un hombre político como él, acabó llenando sus palabras de esencia polaca. 

"Somos una gran fraternidad, una comunidad", o cómo iniciar alegando al sentimiento de empatía y unión. "Queremos lo mejor para los municipios, el estado y el país. Coincidimos en que hay muchas cosas buenas heredadas, pero también en que no estamos conformes y queremos hacer cosas diferentes", en clara referencia a la inconformidad por el quehacer del nuevo gobierno federal y los gobiernos emanados de la 4T.

Y los mensajes con la mirada en el futuro electoral: "No creemos que sujetarse a la mediocridad, a los intereses creados y a las cúpulas sea lo que quiere la mayor parte de la gente": recado para las cúpulas del PRI que le dejaron fuera de la carrera por la gubernatura al menos 2 veces ya. "Que sirva esto para saludarlos en este año complicado y que en 2020 que haremos las cosas para que nosotros construyamos un mejor futuro, y la posibilidad de imponernos a la maldad y mezquindad", o cómo yo lo escuché, que en 2020 sentará las bases para su candidatura a la gubernatura de Sonora, y luchar contra los "malos" gobiernos de la 4T.

Además, advirtió "Soy militante de un partido, con orgullo lo digo", con la lectura de que está en el PRI quedará en el PRI, pero… "muy diferente a lo que en otros tiempos se manejaba, que unos son los malos y otros los buenos", por aquello de que si ahora uno es del PRI no puede mirar con recelo a los panistas, y viceversa, ante el "enemigo" común que representa Morena.

"También entiendo que México ha cambiado", o un "reconozco el arrastre social de un nuevo partido, Morena y cómo esto cambia el tablero político social", seguido de un revelador "hay militantes de otros partidos amigos y amigas de bien con los que coincidimos. Creemos en grandes alianzas ciudadanas y con los propios partidos", abriendo la posibilidad clara de hacer alianzas con otros partidos y la sociedad civil, incluso podría ser con el PAN, de cara a las elecciones, de ser candidato a la gubernatura.

En números, la "Borregada" cumplió 30 años, después de haber ido creciendo exponencialmente en convocatoria, hasta que en 2013 se reunieron hasta 6,000 personas y se decidió optar por "pequeñas" reuniones regionales como ésta, evitando aglomeraciones incontenibles. ¿Será el Borrego igualmente incontenible?

Comentar esta nota