728 x 90

Revisará Oomapasc y sindicato contrato colectivo de trabajo

img
Ciudad Obregón, 21 de Octubre.- El organismo de Agua Potable de Cajeme (OOMAPASC) y el Sindicato de trabajadores (Sutoc) revisarán entrando el mes de noviembre el contrato colectivo de trabajo.

Son más de 400 empleados sindicalizados los que gozan de beneficios y prebendas añadidas a las de un trabajador ordinario, y cuyo contrato el organismo operador se sentará a negociar con la dirigencia sindical encabezada por Silvia Godoy.

Bonos diversos, sobresueldos, apoyo al día de las madres, del padre, día sindicato, apoyo a la posada del sindicato, recursos en gasolina y pago de oficinas, sin algunas de las prestaciones que se elevan a 24 millones de pesos anuales que desembolsa el Oomapasc para satisfacer las exigencias sindicales. Teniendo en cuenta el índice nacional de precios al consumidor de entre el 3.5 y el 5% para el 2020 el sindicato solicitaría unos 1,2 millones de pesos más, además de las solicitudes concretas en prestaciones que planeen negociar.

Realmente, en la situación financiera del organismo (se recibió la administración en práctica situación de quiebra técnica) este desembolso de más de 25 millones de pesos supone un ingente peso, que el OOMAPASC deberá revisar en función de la eficacia mantiene en su labor el personal sindicalizado del Sutoc.

Pero el tema irá más allá, pues la responsabilidad recae sobre el cabildo cajemense, donde los regidores tienen el compromiso social de revisar la propuesta presupuestal del organismo para el 2020 para que éste pueda hacer frente a estas obligaciones económicas, fundamentales en este caso como es satisfacer las necesidades de su capital humano, que finalmente es lo que da operatividad al organismo operador de agua de Cajeme.

El director del OOMAPASC, Roberto Gamboa, ha asegurado que atenderá las negociaciones con el sindicato, pero serán en última instancia los regidores quienes deberán prestar atención a los temas fundamentales del organismo, cómo está revisión sindical, en lugar de denostar continuamente el trabajo del mismo y aprovechar cada problemática surgida para usarla como golpeteo político que en nada ayuda a las administración municipal ni a la ciudadanía de Cajeme.

Comentar esta nota